fbpx

Treinta Años de Belleza

Chopard

Hace 90 años nacía la legendaria y colorida carrera automovilística Mille Miglia. Esta carrera se disputó en Italia 24 veces entre 1927 y 1957. Las competencias se sucedieron trece veces antes de la Segunda Guerra Mundial y 11 veces desde 1947. En 1988 Chopard se convirtió en el patrocinador histórico y su cronometrador oficial, y en 2018 cumplió treinta años a su lado. El pasado Mayo la prueba enfrentó a 440 equipos en una distancia de mil millas (alrededor de 1600 km) que siguió un trazado histórico desde Brescia hasta Roma, ida y vuelta. En ese camino los conductores pasaron por Ferrara, Cervia, San Marino, Siena, Parma y Monza.

De esta forma, la mítica competencia cruzó más de 200 ciudades y pueblos del norte y centro de Italia, con un trazado que es diferente para cada año. Los competidores respetaron la principal condición de la carrera: que los automóviles fueran modelos de época que hubieran participado en alguna de las carreras acontecidas entre 1927 y 1957. Karl-Friedrich Scheufele, copresidente de Chopard y apasionado de los coches de colección, como su padre, compitió en esta edición. La bella e indisociable relación entre Chopard y Mille Miglia cumplió 30 años y nació de la pasión de Karl-Friedrich Scheufele por los automóviles clásicos. Entre la carrera y las piezas de Chopard se encuentran numerosas similitudes, como la relación con el tiempo, la pasión por la bella mecánica o la concentración absoluta. Para Scheufele esta alianza era algo normal: generalmente los amantes de los coches bellos tienen debilidad por los relojes de lujo y viceversa. En estos dos ámbitos, la máxima precisión y la elegancia deportiva son importantes. El copresidente de Chopard considera un honor poder figurar entre los pilotos cada año y compitió en su Porsche 550 Spyder RSbajo la atenta mirada de su padre Karl. Otro de los equipos de la firma estuvo formado por Albert Carreras, hijo del tenor José Carreras que corrió junto a su amigo Jordi Pascual.

Mille Miglia no es una carrera convencional, sino que se trata de una prueba de alta exigencia. Requiere mucha atención y no tolera errores al volante. Aunque el recorrido cambia todos los años hay algo que siempre se mantiene constante: las mil millas de distancia recorridas y el arte de vivir a la italiana. Los pilotos disfrutan esta prueba por el placer de manejar autos extraordinarios cedidos por famosos museos para la carrera. Otra importante característica de Mille Miglia es el fair play, el buen humor, y la pasión de los pilotos. Desde que Chopard decidió acompañar esta fascinante competencia, todos los años se presenta una edición limitada que se inspira en estos automóviles legendarios. Para condecorar esta perfecta alianza de 30 años Chopard lanzó el modelo Mille Miglia 2018 Race Edition, una nueva serie limitada y numerada. Estos relojes se fabrican en una serie de mil ejemplares de acero y cien de acero y oro rosa de 18k. Este modelo presenta una esfera decorada en bouchonnéy su motor relojero de alta precisión está Certificado por el Control Oficial Suizo de Cronometría (COSC).

El movimiento cronógrafo mecánico de carga automática posee una frecuencia de 28’800 alternancias hora, y dispone de las funciones de horas, minutos, cronógrafo, taquímetro y fecha. Además, posee una autonomía de cuatro horas. Esta impresionante mecánica se encuentra dentro de una caja de 42 mm con delicadas agujas luminiscentes y correas de piel de becerro y caucho. Al fondo de la misma figura una leyenda que dice: “Chopard & Mille Miglia – 30 anni di passionne” (Chopard y Mille Miglia, 30 años de pasión). La colección Mille Miglia se destaca por presentar relojes deportivos marcadamente masculinos. Su mecánica y precisión se combinan a la perfección con la elegancia, al igual que los coches clásicos. Es que en las carreras de regularidad lo que se mide no es la velocidad máxima, sino la capacidad de los pilotos para mantener una velocidad. El calibre Mille Miglia 2018 Race Edition debe mantener la hora y no desviarse más de cuatro segundos al día, lo cual cumple a la perfección. También permite seguir los tiempos, con su escala taquimétrica situada en la periferia del reloj. Por sus elegantes cualidades, Mille Miglia 2018 Race Edition es el instrumento infaltable para los gentlemen drivers.

www.chopard.com

More Stories
Roadster